Porqué Elementor ha pasado a ser mi maquetador visual gratuito favorito

Autor: | 2018-10-22T12:34:20+00:00 Fecha: 01/03/2017|Categorías: WordPress|Comentarios: 33 comentarios

Elementor Page Builder es un maquetador visual que llegó al mercado en el verano del año 2016 y en un tiempo récord ha logrado situarse por encima de sus competidores más directos, si entendemos como competidores a todos los plugins de maquetación disponibles en el repositorio oficial de WordPress (es decir, maquetadores que tienen una versión gratuita).

Por supuesto, también existen versiones de pago de estos tres plugins. Incluso existen maquetadores visuales que solo ofrecen versión premium, pero eso da para otro post.

En el día en el que estoy redactando este artículo (sábado —sí, mejor no hablar de esto— 25 de febrero del año 2017), Elementor muestra una ficha como esta:

Ficha de ElementorElementor: de 363.552 descargas, sigue activo en más de 60.000 webs y tiene 188 valoraciones. Lleva en el mercado desde el año 2016.

Porcentaje de permanencia de sus usuarios: 16%

 

Si lo comparamos con sus competidores más directos:

Ficha de Page Builder

Page Builder: de más de 7 millones de descargas, sigue activo en más de 1 millón de webs y tiene 513 valoraciones. Lleva en el mercado desde el año 2015.

 

Porcentaje de permanencia: 14%

 

Ficha de Beaver Builder

 

 

 

Beaver Builder: de 730.000 descargas, sigue activo en más de 200.000 webs y tiene 125 valoraciones. Lleva en el mercado desde el año 2015.

 

Porcentaje de permanencia: 27%

 

 

 

 

 

 

En base a estas estadísticas, lo que estás viendo es que hay más usuarios de Beaver Builder que lo han instalado, probado y deciden seguir con él que los usuarios de Page Builder o Elementor.

Si hacemos una simple asociación de conceptos entenderemos que tenemos más probabilidades de quedarnos con el mismo maquetador visual si nos decidimos por Beaver Builder que por cualquier otro.

[dt_quote type=”blockquote” font_size=”big” animation=”none” background=”plain”]Esta estadística me hace reflexionar. ¿Tendré que darle más oportunidades a Beaver, o lo nuestro es una relación imposible?[/dt_quote]

Y sin embargo, a pesar de ese pequeño porcentaje de permanencia… [dt_highlight color=”” text_color=”” bg_color=””]Yo prefiero Elementor sobre todos los demás[/dt_highlight].

 

Porqué decides utilizar un maquetador visual

Antes de empezar a dar los motivos por los que para mí Elementor es el mejor, creo que es conveniente pararse a reflexionar sobre cuál es el motivo de utilizar un maquetador.

Creo que es la mejor forma de ponernos en contexto.

Es muy probable que te sorprenda que yo, siendo diseñadora y desarrolladora frontend especializada en WordPress, utilice maquetadores visuales. Tal vez incluso te sorprenda que lo diga en abierto y sin avergonzarme (entre compañeros del sector no vayas a pensar que esto de los maquetadores tiene buena acogida, hay de todo).

Empezaré diciendo que NO todos los proyectos necesitan utilizar un maquetador visual. Bajo mi punto de vista, existe un tipo de proyecto muy específico en el que es justificable utilizarlo. Entre sus necesidades más habituales, destacan:

  • La creación de páginas de venta de forma asidua.
  • La implementación de páginas de captación de suscriptores.

Y por encima de todo esto:

  • El interés en los testings A/B, las conversiones y el comportamiento del usuario.

Trabajo con proyectos en los que se crean un mínimo de 2 páginas de venta (o variaciones de las mismas) cada 15 días. Las variaciones de colores, tamaños, situación de los elementos… Son modificaciones constantes.

[dt_highlight color=”” text_color=”” bg_color=””]Aquí prima la rapidez en la ejecución[/dt_highlight].

RAPIDEZ.

Esa es una de las claves por las que me rijo a la hora de utilizar un maquetador visual, y es la principal razón por la que decido implementarlo en un sitio o no.

[dt_quote type=”blockquote” font_size=”big” animation=”none” background=”plain”]Si no necesitas páginas de venta en tu web, si no tienes squeeze pages para captar leads, si no te interesan los test A/B… No uses un maquetador visual.[/dt_quote]

 

Lo que un maquetador visual debe ofrecerme

Yo tengo muy claro qué es lo que quiero de un maquetador visual y cómo lo quiero:

 

Que se vaya sin hacer mucho ruido

Una vez que aceptas que todo lo que maquetas con un maquetador visual se romperá el día en el que lo desinstales, lo que le pides es que se vaya sin hacer mucho más estropicio. Que no te deje la web llena de código a la vista, por ejemplo.

[dt_quote type=”blockquote” font_size=”big” animation=”none” background=”plain”]Lo ideal es que, aunque lo desinstales, al menos el texto continúe en su sitio.[/dt_quote]

 

Que trabaje con código HTML y CSS, no con shortcodes

Este punto va directamente relacionado con el anterior. Si trabaja con código HTML y CSS, cuando lo desinstalas te quedarán las páginas maquetadas LIMPIAS. Si no es así, aparecerán plagadas de códigos del tipo [dt_code][shortcode=loquesea size=1][/shortcode][/dt_code]

 

Que sea lo más ligero posible

Esto es lo mismo que le pido a cualquier otro plugin o tema. Que sea liviano, que no consuma muchos recursos… Busco la panacea, vaya.

  • Page Builder (Lite): 1,8 MB
  • Elementor: 4,6MB
  • Beaver Builder: 9,1MB

[dt_quote type=”blockquote” font_size=”big” animation=”none” background=”plain”]Increíble la diferencia de peso entre estos 3 plugins, ¿no?[/dt_quote]

Si los instalo en un WordPress limpio, con Twenty Seventeen como tema y únicamente el plugin P3 Performance Profiler acompañándolos, obtengo esto:

 

Tiempo de carga de Beaver BuilderBeaver Builder (Lite): 0.06 segundos, 35 llamadas a la base de datos por visita.

 

 

 

 

 

Tiempo de carga de ElementorElementor: 0.04 segundos, 36 llamadas a la base de datos por visita.

 

 

 

 

 

 

Tiempo de carga de Page BuilderPage Builder: 0.03 segundos, 34 llamadas a la base de datos por visita.

 

 

 

 

 

 

Page Builder vuelve a llevarse la palma como el más rápido y el más liviano. Pero la diferencia con respecto a los otros dos plugins no es exagerada.

 

Que pueda maquetar directamente sobre el resultado final

Es decir, que trabaje sobre el frontend. Ya que voy a usar un maquetador, si me ofrece esta posibilidad mejor que mejor, ¿no?

Aquí es donde empiezan a distanciarse estos 3 plugins.

En Page Builder trabajas, por defecto, desde el “backend”. Trabajas con un editor, específico del plugin, pero no ves los cambios a medida que vas haciendo modificaciones. Ofrece la posibilidad de editar sobre el resultado final si seleccionas la opción “Editor en vivo”.

Así (de feo) es el editor de Page Builder:

editor page builder

Esto ya no ocurre con Beaver Builder o con Elementor, quienes ofrecen única y exclusivamente la opción del maquetador en vivo.

 

Que el diseño de la interfaz me atraiga

No me gusta Page Builder. Lo siento, pero no me convence. En comparación con los otros dos maquetadores, creo que le falta un buen empujón en esta dirección…

 

Que el flujo de trabajo sea rápido

No soporto la sensación de tener que estar haciendo una y otra vez la misma tarea repetitiva. Me gusta ahorrarme clics, por lo que para mí el que me ofrece la posibilidad de hacer una misma cosa con un menor número de pasos es el ideal.

Editor en vivo de Page Builder

El editor en vivo de Page Builder: dan ganas de llorar…

En Page Builder: maquetas sobre el menú de navegación, mediante clics, y ves los cambios aplicados en la parte derecha de la pantalla.

Editor en vivo de Beaver Builder

El editor en vivo de Beaver Builder tiene un pase, pero poco más mejora

En Beaver Builder: despliegas las opciones que hay en el menú de navegación mediante clics y colocas los elementos arrastrando y soltando sobre la página (parte izquierda).

Editor en vivo de Elementor

Mirad qué editor en vivo tiene Elementor. Está a años luz ❤

En Elementor: arrastras y sueltas directamente los elementos sobre la página (parte derecha).

 

Que traiga, por defecto, los elementos más utilizados

Yo, que he hecho unas cuantas páginas de venta en lo que va de año, os puedo asegurar que estas opciones son las que más utilizo (con diferencia):

  • Posibilidad de que las secciones horizontales vayan a ancho completo.
  • Títulos y encabezados.
  • Listados con símbolos.
  • Botones.
  • Iconos relacionados con método de pago (tarjetas de crédito, PayPal…).
  • Columnas.
  • Cajas.
  • Acordeones (para las preguntas frecuentes).
  • Caja de “garantía” (no es imprescindible, pero se agradece).
  • Posibilidad de añadir iconos sueltos y configurar su tamaño/color.
  • Posibilidad de añadir imágenes de fondo de alguna sección.
  • Listas de precios en tablas.

Y ya. Estos son sin duda los más utilizados. En casos muy puntuales, también utilizo vídeos o algún mapa (muy raro).

¿Qué te parece si te digo lo que traen los 3 maquetadores por defecto? Sin añadir ninguna extensión, ojo. Que también las hay, y complementan a la perfección el maquetador. Vamos allá:

  • Page Builder: columnas, botón, slider, imágenes, bucle de entradas y los widgets habituales de WordPress (buscar, archivos, etc). Ahora se entiende mejor que sea tan ligero, ¿no? 😉
  • Beaver Builder (Lite): columnas, audio, imagen, vídeo, barra lateral y los widgets habituales de WordPress (buscar, archivos, etc).

Aquí viene el plato fuerte. ¡Agárrate!

  • Elementor: columnas, encabezado, imagen, vídeo, botón, separador, espaciador, mapas, icono, cuadro de imagen, caja de icono, galería de imágenes, slider, listado de iconos, contador, barra de progreso, recomendación, pestañas, acordeón, alternar, iconos sociales, caja de alerta, audio, posibilidad de incluir shortcodes de otros plugins, HTML, ancla de menú, barra lateral y los widgets habituales de WordPress.

Qué, ¿cómo te quedas? ¿Hay diferencia… O no hay diferencia?

La versión gratuita de Elementor trae incorporados la mayoría de elementos que tiene la versión de pago de Beaver Builder. En cuanto a Page Builder, para poder exprimirlo al máximo necesitas instalar un segundo plugin a modo de extensión, llamado Widgets Bundle (también gratuito).

 

Utiliza tu maquetador visual preferido con moderación

Creo que, llegados a este punto, sabrás muy bien porqué Elementor es de todos los maquetadores gratuitos mi preferido. Pero no me gustaría ahora irme sin dejar por aquí una advertencia.

[dt_highlight color=”” text_color=”” bg_color=””]Utiliza el maquetador que quieras, pero con moderación.[/dt_highlight]

Ten siempre presente que ese contenido que estás haciendo hoy, puede que tengas que rescatarlo y readaptarlo en unos años.

[dt_highlight color=”” text_color=”” bg_color=””]No maquetes, nunca, bajo ningún concepto, tus entradas.[/dt_highlight]

Será mucho más rápido readaptar el diseño de 5 páginas estáticas que el diseño de 30 posts. Esto que ahora no te importa mucho, será tu gran quebradero de cabeza a largo plazo.

Y ya el último #luconsejo por hoy: [dt_highlight color=”” text_color=”” bg_color=””]no tengas un maquetador visual por tener[/dt_highlight]. Si en realidad no le vas a dar el uso suficiente (véase tener solo 1 página maquetada con él), desinstálalo y olvídate. No es para ti.

 

Y tú, ¿cuál de estos 3 maquetadores es tu favorito? ¿Los has probado todos? ¿Estás en desacuerdo conmigo? Te leo en los comentarios.

[Total: 34 Promedio: 3.3]

Autor:

Lúa Louro es diseñadora y desarrolladora frontend especializada en WordPress. Pulula por la red desde que le pusieron un ordenador entre las manos. Con formación en bellas artes y dirección de arte, actualmente colabora con los equipos de Blogger3cero y LifeStyle Al Cuadrado en tareas de diseño y mantenimiento web. Además ayuda con la traducción de temas y plugins en la comunidad de WordPress España.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies