Cómo mejorar la experiencia de usuario de tu web para disparar tu SEO y la satisfacción de tus clientes

Por | 2018-06-07T09:30:09+00:00 27/09/2017|SEO y Marketing|1 comentario

Últimamente no se para de hablar acerca de la importancia de la experiencia de usuario (UX). Tanto que se ha llegado a decir que si “el contenido es el rey”, “la experiencia de usuario” es la reina.

Este concepto se refiere a cómo interactúan las personas con nuestra página web. Por dónde entran, dónde hacen clic, porqué se van a una página y no a otra, dónde se van…

Y toda esta información es muy valiosa para que podamos optimizar nuestra página para que Google nos mande más tráfico orgánico y mejorar nuestra tasa de conversión. Porque clientes felices siempre es sinónimo de más ventas.

En este post, además de explicar a qué se refiere exáctamente este término, te enseñamos a analizar y a mejorar la experiencia de usuario de tu web.

¿Listo para crear la página web “perfecta”?

¡A trabajar!

 

 

¿Qué es la experiencia de usuario?

Empecemos viendo la definición de la Wikipedia.

La experiencia de usuario (UX) es el conjunto de factores y elementos relativos a la interacción del usuario, con un entorno o dispositivo concretos, cuyo resultado es la generación de una percepción positiva o negativa de dicho servicio, producto o dispositivo.

De esta definición podemos destacar 3 puntos:

  • Interacción del usuario: lo que analiza es el comportamiento e interacción de la persona con la web, la interfaz o el dispositivo.
  • Genérico: este concepto no solo se refiere a las páginas web, se puede analizar la experiencia de usuario con un artículo o un software.
  • Satisfacción: de la interacción del usuario con la web hay una reacción (por eso lo llaman experiencia) buena o mala.

En este caso, como nosotros nos vamos a ceñir en analizar la experiencia de usuario de una web, la definición que podemos dar es esta:

La experiencia de usuario web es el término que se usa para definir cómo es la interacción de los usuarios con una página.

Definiciones a un lado, ¿por qué si tienes un blog o una tienda online debe preocuparte mejorar la experiencia de usuario?

Por dos motivos y te vamos a explicar ambos con un ejemplo.

Imagínate que entras a una tienda de ropa. Nada más hacerlo ya te sorprende que hay bastante caos. Todas las prendas están desordenadas y en cajas.

A eso, hay que añadirle que solo hay una persona en la tienda y está en la caja. Si necesitas algo, nadie va a venir a ayudarte.

Como te habían hablado de que los precios de esa tienda eran muy buenos, decides echar un vistazo (estás buscando un pantalón y una camiseta). Pero pronto surge el primer problema.

Al estar la ropa en cajas, te resulta mucho más complicado encontrar nada. No hay orden ni por prenda, colores o talla. Sí has visto buenos precios, pero localizar algo que te guste te puede llevar horas.

Te acercas a la persona para ver si te puede ayudar a localizar un pantalón negro, pero te dice que no puede dejar su puesto. Te tienes que apañar sin nadie.

¿Qué haces?

Marcharte.

Los 2 motivos por los que la experiencia de usuario es tan importante:

  • Satisfacción de tus clientes: en el ejemplo, el cliente se va. Aunque el precio es bueno, no está dispuesto a invertir horas en localizar lo que quiere. Esto significa menos ventas y peor imagen de marca. Un precio bajo no lo puede todo. No hay excusa.
  • Mejor SEO: Google examina la calidad de tu web a través de las métricas de comportamiento del usuario. Para el buscador que el usuario interactúe con la página es señal de que le gusta, de que responde a lo que estaba buscando. El cliente se va justo por eso.

Pero no nos confundamos, no se trata de interactuar sin más.

¿De qué te serviría tener al cliente de la tienda horas rebuscando si no compra nada al final?

El objetivo es ser eficaz a la hora de que el usuario se mueva por nuestra web y consiga encontrar cuanto antes lo que quiere.

 

¿Cómo mejorar la experiencia de usuario en tu tienda online?

Ahora que ya está claro por qué este tema debe preocuparte, veamos cómo mejorar los distintos elementos de la experiencia de usuario para que tus lectores y clientes estén plenamente felices con tu web.

 

1. Buyer persona

Todo pasa por y para tus clientes.

Tanto si tienes un blog o una tienda online, lo que más te debe preocupar es que los usuarios obtengan lo que han venido a buscar a tu web. Da igual que sea un post o un artículo.

Y esto nos lleva a la siguiente realidad: para mejorar la experiencia de usuario de tu web, primero debes conocer qué es lo que quiere el usuario.

Suena lógico, ¿no?

Por ejemplo, en un blog, si te has esforzado en conocer cuáles son los temas que más le gustan, después de un post podrás sugerir toda esa serie de contenidos. Si realmente son los temas que le interesan, tendrás más opciones de que la persona haga clic y los lea.

Cuando plantees temas de usabilidad en la experiencia de usuario o de diseño, lo primero siempre es pensar qué quiere y necesita el cliente.

¿Todavía no sabes quién es tu cliente ideal? Entra entonces en este post.

 

2. Analiza el comportamiento real del usuario

Esta sería la consecuencia lógica del punto anterior. Si queremos mejorar la experiencia del usuario en la web, antes tendremos que saber cómo se comporta en ella.

Para ello, puedes analizar:

  • Tiempo de permanencia & porcentaje de rebote: el tiempo que permanece en cada página de tu web y si entra en otra parte después. Si quieres saber más sobre esto, entra aquí.
  • Informes de flujo: son la representación gráfica de las rutas (las páginas que visitan) que los usuarios siguen dentro de una web. Por qué página entran, cuáles visitan y en cuáles se van.
  • Mapas de calor: estas herramientas lo que hacen es medir las tasas de clics que recibe una página en cada zona. Eso te sirve para ver cuáles son los puntos calientes de tu web y poder derivar a ese lugar los elementos que te interesen. Por ejemplo, un botón de compra.
  • Grabaciones de comportamiento: tal cual, puedes grabar cómo se comporta el usuario en cada página. Ves la grabación de la pantalla y cómo el cursor se mueve de un lado a otro.

Para encontrar información acerca de las dos primeras opciones lo tienes fácil, con Google Analytics lo puedes ver.

El porcentaje de rebote y el tiempo de permanencia general están en “Audiencia” y “Visión general” (recuerda marcar el período de tiempo que quieres analizar). Si quieres ver el de una página en concreto, tienes que entrar en “Comportamiento”, después en “Contenido del sitio” y pinchas en “Todas las páginas”.

Ahí verás los contenidos con más búsquedas del período que hayas seleccionado; para buscar una página o post en concreto, solo tienes que introducir en la lupita la url que quieres ver.

Para los informes de flujo, entras de nuevo en “Comportamiento” y pinchas en “Flujos de comportamiento”.

 

experiencia del usuario

 

Como ves, aquí tienes las rutas más importantes. En este caso, nosotros hemos destacado (para verlo así, solo tienes que pinchar y pulsar “destacar el tráfico”) la que hace el usuario que entra al blog de Raiola desde el post sobre las mejores apps para Instagram.

La ruta se ve muy bien. Entra en el post y de ahí, los que quedan…

  • Se van a la home.
  • Regresan a la página de blog.
  • Visitan distintas páginas variadas (como es mucha variedad pero ninguna significativa, agrupa todas estas visitas).

Para los mapas de calor necesitas una herramienta específica. De forma gratuita tienes dos:

  • El plugin Sumo: uno de sus módulos son los mapas de calor.
  • Hotjar: esta herramienta, en su versión gratuita, te permite realizar mapas de calor y hasta grabaciones de los usuarios. Muy, muy recomendable.

Con toda estas métricas e información, ya tienes un buen punto de partida para hacer un análisis de tu web y detectar cuáles son las páginas que mejor y peor funcionan de tu site.

 

3. Usabilidad

Uno de los principios más importantes dentro de la experiencia de usuario es este. La usabilidad se refiere a si una página web es “usable”, sencilla de manejar.

Dentro de este concepto hay muchos aspectos a tener en cuenta:

 

A. Navegabilidad

¿Nunca has tenido la sensación de entrar en un e-commerce y que te resultase difícil encontrar lo que buscabas?

Es lo que te decíamos antes con el ejemplo de la tienda de ropa y las cajas.

Uno de los aspectos más importantes para que la navegación sea fluida e intuitiva es que esté trabajada la navegabilidad.

Aquí juega un papel importantísimo la arquitectura de la web (cómo estructuras la información) y los menús (siempre lo más sencillos posibles y orientados a lo que más busca el usuario).

Otro punto que ayuda a que los usuarios localicen cuanto antes la información es incorporar un buscador a la web. Así la persona puede introducir lo que quiera y encontrarlo más rápido. Si el buscador es bueno, la experiencia de usuario mejora mucho.

 

B. Velocidad de carga

Sobre la velocidad de carga de una web (WPO) hemos hablado mucho en el blog, ya que será más rápida o no (entre otros motivos) según el rendimiento del hosting.

El que tu página cargue rápido es muy importante por dos motivos:

  • SEO: a Google no le gusta que sus lectores esperen, por lo que uno de los criterios del algoritmo es justo este. La rapidez viene de la mano de más tráfico orgánico.
  • Clientes felices: a nadie le gusta esperar, pero en Internet menos (y si es desde el móvil, peor todavía). Según un estudio de Amazon, un retraso en la velocidad de carga de 0,1 segundos, “implicaría una disminución de las ventas totales de un 1%”. Wow.

Como de esto hemos hablado mucho, te dejamos varios post por si quieres seguir leyendo sobre el tema:

Te aseguramos que con todos estos post y un hosting potente, tu web irá que hecha millas. 😉

 

C. Legibilidad

Seguro que alguna vez has entrado en una página web y te has tenido que acercar a la pantalla porque el tamaño de letra era tan pequeño que te costaba leerlo. O al contrario, era tan grande que tenías que echarte para atrás para poder verlo bien.

Pero la legibilidad no solo depende del tamaño de letra:

  • Tipografía: cuanto más limpia, más ligera de leer.
  • Color: los colores muy chillones molestan a los ojos.
  • Contraste con el fondo: ¿quién no ha leído alguna vez con un fondo negro y después solo veía franjas rojas?
  • Maquetación: debe existir un interlineado correcto para que las líneas no estén muy juntas. También es importante el introducir “aire” entre los elementos para que no se vea todo demasiado junto.

Debes cuidar todos estos detalles, tanto en los textos de la página web como en los contenidos de tu blog.

 

4. Proceso de pago sencillo

Lo ponemos en un apartado distinto porque aquí vamos a hablar solo de tiendas online, pero es un aspecto que entraría dentro de la usabilidad de un e-commerce.

El que el check out de una tienda sea sencillo es vital porque cualquier duda que le surja al cliente en ese momento puede derivar en que abandone el proceso y perdamos la venta.

Aquí hay una regla básica sencilla: “cuanta más información y clics separen al usuario de la compra, más probabilidad hay de que abandone”.

De ahí el que intentemos simplificar al máximo el proceso.

¿Tu tienda tiene muchos carritos abandonados? Echa un ojo a este post.

 

5. Piensa en la experiencia de cliente global

Siempre que se habla de experiencia de usuario se piensa en la usabilidad, la WPO o elementos parecidos. Pero piensa que esta también va de la mano de lo que es la experiencia del cliente (interacción del cliente con la marca o el profesional).

Por eso, uno de los objetivos de la experiencia de usuario también debe ser que el usuario, como cliente, quede satisfecho.

¿Recuerdas la tienda de ropa y que solo había una persona atendiendo?

En un e-commerce parece que de primeras no tenemos a nadie que nos pueda ayudar, pero… ¿y si incorporamos un chat? ¿O un teléfono al que poder mandar un WhatsApp?

De golpe podríamos responder a cualquier duda que surgiese en el momento.

Esto es solo un ejemplo, lo importante es que veas que la experiencia de usuario también debe ayudar a mejorar nuestro servicio de atención al cliente en general.

 

¿Listo para analizar cómo interactúan los usuarios en tu web?

En el post te hemos dado herramientas para que puedas ver cómo es la interacción de las personas con tu web y cómo puedes usar esa información para mejorar tu página.

Ahora te toca a ti.

  • ¿Has analizado alguna vez cómo se comportan tus usuarios?
  • ¿Has echado en falta que hablemos de algún aspecto?

Ataca los comentarios y cuéntanos tu opinión acerca de la experiencia de usuario (UX).

[Total: 2 Promedio: 5]

About the autor:

Editora de los contenidos de Raiola Networks. Se encarga de traer a este blog todos los temas que te puedan ayudar a poner en marcha tu negocio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies