Google Shopping: qué es y cómo puedes aprovecharte de él para vender más con tu tienda online

Por | 2017-06-20T11:06:59+00:00 22/05/2017|SEO y Marketing|8 Comentarios

Si tienes una tienda online seguro que te has fijado en los anuncios que aparecen cada vez que buscas información de un artículo en Google.

Bien visibles y con su precio, el usuario solo tiene que hacer clic para comprar el producto. Una gran opción para vender, ¿verdad?

Pues esos anuncios tan atractivos forman parte de Google Shopping, un servicio que ofrece el buscador para comparar precios.

¿Quieres saber exactamente cómo funciona esta plataforma y aprender a colocar tus productos en ella?

Entonces no dejes de leer porque hoy te desvelamos cómo funciona el corazón de Google Shopping y cómo disparar tus ventas gracias a él.

 

¿Qué es Google Shopping?

Imagínate que acabas de descubrir que te gusta la fotografía y quieres comprar una cámara réflex. ¿Qué es lo primero que harías?

Ir a buscar a Google, ¿no?

Pues lo más seguro es que vieses una pantalla muy parecida a esta.

google shopping prestashop

 

Si te fijas, en el círculo rojo verás unos anuncios en los que se ofrecen varias cámaras. Bien, pues precisamente eso es Google Shopping.

Bueno, no exactamente.

Realmente, Google Shopping es un comparador de precios de productos. Es un servicio que ofrece Google a sus usuarios para que puedan encontrar el mejor precio para el artículo que están buscando.

Pero ahora cambiemos el prisma y pongámonos el gorro de vendedor.

¿Qué es Google Shopping?

Una oportunidad increíble para mostrar nuestros productos a un público muy cualificado. Además, el formato de los anuncios es muy atractivo porque se ven en modo ficha de producto.

Solo con un vistazo el usuario puede ver el artículo y su precio. Por eso te decíamos que es un público muy cualificado. Si la persona hace clic tenemos muchas opciones de poder rematar la venta.

 

Diferencias entre Google Adwords y Google Shopping

Los anuncios de Adwords y de Shopping se pueden confundir porque suelen aparecer juntos, pero la realidad es que es fácil diferenciarlos.

Fíjate en la siguiente imagen.

 

google shopping precio

 

La primera franja de anuncios son de Google Shopping. Como vimos antes, tiene formato de ficha y aparece la imagen, el nombre, el precio, la tienda y el envío (aquí se pueden poner otros datos, por ejemplo, un descuento).

En cambio, los 2 siguientes son de Adwords. Son anuncios de texto y aparecen con la etiqueta de “Anuncio”.

Otra diferencia fundamental es el sistema de pujas bajo el que funcionan. Mientras que en Adwords se puja por aparecer bajo determinadas palabras claves, en Shopping pujamos por los productos (aunque podemos añadir keywords negativas).

 

Ventajas y desventajas de Google Shopping

Desde luego, hacer aparecer tu producto en la parte alta del buscador cuando alguien está buscando información de ese artículo es muy goloso. Pero cuidado, porque también tienes que tener en cuenta que todo tiene una cara B.

 

Ventajas

  • Tráfico muy cualificado: el usuario está viendo una ficha de producto con un precio, por lo que si el usuario hace clic, lo más probable es que tenga una alta intención de compra.
  • Anuncios muy visuales: al tener imágenes, estos anuncios destacan más que los de Adwords que solo son texto. Además, también se colocan por encima.
  • Keywords transaccionales: unido a lo anterior, son los anuncios que más destacan en las palabras claves transaccionales o que tienen una clara intención de comprar (“comprar artículo” o “precio artículo”).

 

Desventajas

  • Precio más barato: el usuario suele utilizar Google Shopping para localizar los precios más baratos. Si no juegas con precios muy competitivos, lo tendrás difícil.
  • David contra Goliat: compites contra gigantes como Amazon y eBay, por lo que alcanzar algunas keywords es realmente difícil.

Como siempre, lo ideal es que vayas haciendo pruebas y midas tus resultados para ver el ROI que te ofrece Google Shopping.

 

¿Cuándo es interesante anunciarse en Google Shopping?

No todas las plataformas son siempre interesantes para todos los anunciantes. Por eso debes valorar varios factores antes de decidir invertir tu presupuesto en Google Shopping.

 

Cuándo SÍ te interesa

  1. Tu producto tiene muchas búsquedas en Google (usa la cuenta gratuita de Semrush para saberlo).
  2. Punto extra al anterior. Si además hay muchas keywords transaccionales (lo que vimos antes de “comprar artículo”) tus opciones de vender son muy altas.
  3. La página de producto está optimizada para la conversión. Importante este punto para que el ROI sea interesante. Si generas mucho tráfico pero luego no rematas la venta, mal asunto.

 

Cuándo NO te interesa

  1. No hay búsquedas sobre tu producto. Quizás es muy novedoso o es un nuevo modelo. También es interesante que revises en Google Trends cuál va a ser su tendencia.
  2. Productos hípercompetidos. No es solo que vayas a jugar contra Amazon, sino que la propia marca también puede competir contra ti (por ejemplo, imagínate que vendes productos de Adidas, también competirías contra ellos).
  3. Si no puedes competir por precio, lo tienes complicado en Google Shopping. Recuerda que este servicio es un comparador de precios.

Ten en cuenta bien todos estos puntos antes de tomar una decisión, sobre todo este último. Si no puedes competir por precio, tienes muy difícil el que el usuario vaya a hacer clic en tu producto.

 

¿Cómo crear una cuenta en Google Shopping?

Entramos ya en materia para que te puedas poner a vender cuanto antes. Lo primero que tenemos que hacer es crear nuestra cuenta y diseñar nuestra primera campaña.

Vamos a ello.

 

1. Google Merchant Center

El primer paso es crear una cuenta en Google Merchant.

En este punto solo tienes que ir rellenando todos los datos que te solicitan sobre tu tienda online:

  • Nombre.
  • Url.
  • Dirección.
  • Contacto.
  • Idioma.
  • Etc.

Ojo con los requisitos que exige Merchant, tal y como explican en este post de Kuombo, te pueden suspender la cuenta si el proceso de pago no funciona correctamente o si no está protegido con un certificado SSL.

 

2. Feed de datos

Un feed de datos es un archivo (normalmente, .xml o .txt) que contiene toda la información sobre nuestros productos (nombre, modelo, precio, descripción, etc).

La importancia de este archivo radica en que esta es la información que Google Shopping usará para mostrar en los anuncios. Por tanto, cuanto mejor sea la información, mejor será el anuncio y más altas serán las posibilidades de vender.

¿Cómo se hace este archivo?

Aquí es donde viene el asunto. El feed lo puedes crear utilizando una hoja de cálculo en la que vayas introduciendo todos los datos (aquí tienes las instrucciones).

Si tienes pocos productos no hay mayor problema, pero si tienes muchos, como te imaginarás, eso es un trabajo largo y aburrido. Y eso sin contar que tendrías que ir actualizando el archivo cada vez que hubiese un cambio en un artículo. Un trabajazo vamos.

¿Cómo podemos hacer esto de forma más sencilla?

Con plugins (módulos o extensiones en Prestashop y Magento).

Es importante que estés pendiente de que el feed de datos no presenta errores, para revisarlo entra de forma regular en la pestaña “Diagnóstico” de Google Merchant.

 

3. Vincular Merchant con Adwords

Si este paso no lo has hecho ya, necesitas hacerlo para poder crear la campaña. Solo tienes que entrar en el apartado de “Configuración” de tu cuenta de Google Merchant y pulsar en “Adwords”.

Aquí ya solo tienes que introducir tu ID y vincular las cuentas.

 

4. Creamos la campaña

Ahora ya sí toca crear nuestra campaña. Para ello iremos a Adwords y dentro de tipo de campaña escogeremos “Shopping”.

En la siguiente pantalla ponemos el nombre de la campaña y el país de venta. En el nº de identificación de comerciante aparecerá nuestra cuenta de Google Merchant porque las vinculamos antes.

Después, como en todas las campañas de Adwords estableceremos el presupuesto diario que como máximo queremos gastar y el coste por clic.

 

6 trucos para vender más con Google Shopping

Como en cualquier estrategia de marketing, la clave está siempre en medir y optimizar. Volver a medir y volver a optimizar. Esa es la única manera de conseguir buenos resultados.

Pero como sabemos que este proceso es un poco largo, te dejamos unos trucos para que puedas exprimir al máximo Google Shopping desde el principio. 😉

 

1. Crea el título perfecto

Pasa lo mismo que con un post. Te lo juegas todo en este punto. El título tiene que sea lo más descriptivo posible para conseguir captar la atención del usuario.

En este post de Ecwid señalan que el posible orden ideal del título sería este:

  • Marca -> Género -> Producto -> Color -> Tamaño.
  • Adidas -> Mujer -> Camiseta -> Roja -> Talla M.

No obstante, también depende del tipo de producto. Por ejemplo, imagínate que estamos buscando unas zapatillas de running de mujer. En este caso, además de la marca también puede ser interesante añadir el modelo.

 

que es google shopping

Fíjate en la 3ª zapatilla de esta imagen, solo aparece “ZAPATILLA RUNNING”. Así está perdiendo un espacio valiosísimo para diferenciarse de los demás. Por eso te decíamos antes que es tan importante rellenar el feed bien.

 

2. Estrellitas como prueba social

Las pruebas sociales son cada vez más importantes en todo lo que tiene que ver con comprar por Internet.

Los usuarios queremos leer la opinión de otras personas para verificar si el producto es bueno o no. La idea es sencilla, qué comprarías antes… ¿un producto que te recomiendan varias personas u otro del que nadie dice nada?

Lógico, ¿no?

Pues en Google Shopping tenemos la opción de poner una prueba social en forma de estrellitas.

 

Además, la realidad es que también queda más visual.

 

3. Usa palabras claves negativas

Ya vimos antes que en una campaña de Google Shopping no pujamos por palabras clave, sino por productos. Sin embargo, sí tenemos la opción de incluir palabras clave negativas.

Esto no es otra cosa que indicar a Google dónde no queremos salir.

Por ejemplo, siguiendo el ejemplo de antes de las zapatillas de running. En este caso sería interesante el poner como negativas “fútbol” o “baloncesto”. Así conseguirás llegar mejor a tu público objetivo y aumentar la conversión.

 

4. Empieza por tus productos más potentes

Si tienes claro cuáles son tus mejores productos, empieza a usar Google Shopping con ellos. Ya tienes comprobado que son artículos que gustan por lo que deberían funcionar bien si lanzas una campaña.

Después, vete optimizando tu ficha de producto para que resulte irresistible y mejores la conversión poco a poco (por ejemplo, no estaría mal que usases las leyes del copywriting en la descripción).

 

5. Elige la mejor foto

Desde luego, es obvio que la foto debe ser de buena calidad, pero además hay que jugar con el espacio.

Google Shopping solo te permite un recuadro pequeño para colocar tu imagen, por eso debes ser hábil con el ángulo. Con la siguiente imagen lo vas a entender perfectamente.

google shopping api

 

El altavoz de Philips tiene una fotografía frontal en la que no vemos cómo es realmente la forma del producto. Si hubiesen sacado la foto con el producto ladeado, el resultado habría sido mucho mejor.

 

6. Agrega etiquetas personalizadas o custom labels

Estas etiquetas sirven para dividir los productos en distintas categorías. Por ejemplo:

  • Productos más vendidos.
  • Temporada: invierno, primavera…
  • En liquidación.
  • Margen de beneficio.
  • Etc.

¿Para qué sirve esto?

Para que puedas crear una mejor estrategia a la hora de agrupar los productos y pujes con más criterio (por ejemplo, si tienes un margen de beneficio alto, puedes subir el presupuesto de esa campaña).  Aquí tienes más información acerca de estas etiquetas.

 

¿Tú ya usas Google Shopping?

Si es así, no dejes de explicarnos tu experiencia.

¿Qué conversión obtienes con tus anuncios? ¿Conoces algún truco más para optimizar una campaña?

¡Te esperamos en los comentarios!

[Total: 10 Promedio: 3.7]

About the autor:

Editora de los contenidos de Raiola Networks. Se encarga de traer a este blog todos los temas que te puedan ayudar a poner en marcha tu negocio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies