Todo lo que deberías saber sobre cómo crear una marca personal que te posicione como experto en tu sector

Autor: | 2017-05-05T12:32:09+00:00 Fecha: 05/05/2017|Categorías: SEO y Marketing|Comentarios: 2 comentarios

Marca personal, marca personal, marca personal… ¿Cuántas veces te cruzas con este término a lo largo del día?

Seguro que muchas.

Lo más probable es que sepas que es muy importante y que debes estar trabajándola ya. Sin embargo, también hay muchas posibilidades de que no tengas muy claro en qué consiste esto del “personal branding”.

En este artículo te lo explicamos todo: qué es, por qué es tan importante y cómo puedes empezar a desarrollarla para que te ayude a posicionarte como todo un referente de tu temática.

¿Ready?

 Vamos a ello.

 

¿Qué es la marca personal?

Buena pregunta.

Y es que el concepto de marca personal o personal branding puede ser confundido con facilidad.

No nos estamos refiriendo a que tengas un blog o a que aparezcas en las redes sociales. Estos son 2 elementos cualquiera que forman parte de la marca personal, pero no son ella en sí misma.

Pero empecemos por el principio.

Este término surgió en 1997 en EEUU (como no) de la mano de Tom Peters con el artículo “The Brand Called You”. Era la primera vez que se mencionaba el concepto de “marca” como estrategia de promoción para un profesional.

Pero veamos más definiciones.

Empecemos con la clásica, la de la Wikipedia. Aquí vemos que definen este término como “un concepto de desarrollo personal consistente en considerar a determinadas personas como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales”.

De aquí podemos extraer varias cuestiones:

  • Personas como una marca comercial: justo lo que decíamos antes.
  • Ánimo de diferenciarse: lo que conseguimos.
  • Mayor éxito en la relaciones sociales y profesionales: el objetivo.

Y ahora fíjate en estas frases célebres sobre la marca personal:

  • “Sé tú mismo. Los demás puestos están ocupados”. Óscar Wilde.
  • “La marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás delante”. Jeff Bezos.
  • “La marca eres TÚ. El producto es lo haces por los demás”. Andrés Pérez Ortega.

Quédate con esa última: “tu marca eres tú”.

Por eso este concepto es algo difícil de explicar, porque se refiere a la percepción que tienen los demás de todas las características, rasgos o valores que te definen como persona e impactan en tu profesión.

 Y ahí entra todo. Desde cómo contestas a un email de un cliente (o cuánto tardas en hacerlo), tus redes sociales, tu estrategia de contenidos o el diseño de tu blog.

Todo afecta porque todo comunica.

Todo habla de ti y de cómo eres.

Todo “deja huella” (otra frase típica del personal branding).

Pero vamos a dejar las definiciones y vamos a avanzar. No te preocupes si te has quedado con alguna duda, porque con lo que vamos  a ver ahora, lo entenderás perfectamente.

 

¿Por qué es tan importante?

Las ventajas de trabajar tu marca son las siguientes:

  1. Diferenciación: ¿en qué sector no hay competencia? En ninguno. Pues de ahí la importancia de este punto. Trabajar tu branding es tu oportunidad de destacar frente a los demás.
  2. Fidelización: hablamos de comunicar, de sensaciones, de lo que transmites. ¿Eres el único freelance de tu temática? Está claro que no. ¿Por qué algunos lectores te escogen a ti y no a otro? Porque empatizan contigo o simplemente, les caes bien. Eso lo provoca tu marca personal.
  3. Referente en tu sector: si tus contenidos son buenos y enganchan a tu público, te posicionarán como a un experto en la materia.
  4. Mejores precios: y todo lo anterior nos lleva a esto. Si consigues transmitir que eres un gran profesional, podrás subir tus tarifas o el precio de tus productos.

Pero como siempre, si hay algo que a ti te importa en estos momentos es el “cómo”, el saber qué tienes que hacer para conseguir todo lo que acabamos de nombrar.

 

Elementos base de una marca personal atractiva

Para que tu marca sea sólida, debes ser consciente de cuáles son los pilares básicos sobre los que debes construirla.

  • Credibilidad: por mucho que te esfuerces no eres perfecto. Sé transparente y refleja la realidad de quién eres. La autenticidad gusta. Promocionarte como el profesional perfecto no tiene ningún sentido.
  • Coherencia: va de la mano del punto anterior. Tus acciones deben ser coherentes con lo que transmites. Por ejemplo, no tendría sentido que dijeses que eres una persona muy accesible, pero que luego no contestases a ningún comentario o email que te deja tu audiencia.
  • No puedes gustar a todo el mundo: como en la vida real. Siempre habrá alguien con quien no concuerdes. No pasa nada.
  • Pasión: una buena marca personal siempre debe reflejar la pasión y la dedicación que le pones a tu trabajo.

 Al final, lo que te queremos decir con estos 4 elementos es que se trata de ser tú. Sí, es un concepto que está ya muy trillado, pero es que es así.

Tu autenticidad como persona (que la tienes aunque pienses que no tienes nada de especial) es lo que te hará destacar.

ejemplos marca personal

Cómo crear tu marca personal

Ponte el mono trabajo que ya nos ponemos manos a la obra. Como vimos antes, tu marca personal eres tú y tú estás en todo lo que tiene que ver con tu negocio.

Por eso, lo que vamos a analizar es por dónde debes empezar a trabajar.

 

1. Tú ya tienes marca personal: test inicial

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que tú ya tienes una marca personal. Podías no ser consciente de ella o no haberla trabajado nunca, pero tenerla la tienes.

Todas las personas que tratan contigo tienen una visión de ti. De cómo les has tratado, de cómo te expresaste, de cómo es tu web… Y eso es marca personal.

Por eso, lo primero es ver en qué situación estamos. Responde a lo siguiente:

  • ¿Quién eres? Ya sabemos que sabes cómo te llamas. Pero, qué te define como persona. ¿Qué es lo que hace que (tu nombre) sea especial?
  • ¿Qué ofreces? Tu propuesta de valor. En qué puedes ayudar a los demás y cómo.
  • ¿En qué eres bueno? Está claro que eres bueno en tu materia. ¿Pero que más puedes ofrecer? A lo mejor eres hábil en adivinar lo que el cliente quiere, en transmitir tranquilidad si hay momento de apurón o en ser muy comunicativo con el cliente.
  • ¿En qué no eres tan bueno? Sí, atrévete a admitir cuáles son tus puntos débiles.
  • ¿Qué sensaciones o valores te gustaría desprender? Piensa en qué sensación u opinión te gustaría que una persona se llevase después de conocerte.

A lo mejor esto te puede resultar difícil y no tienes muy claro qué quieres transmitir.

Si ese es tu caso, prueba a estudiar a tu competencia y a los referentes en tu sector. Analiza qué te transmiten a ti y los mensajes que reciben (por ejemplo, en los comentarios).

Eso será un buen punto de partida.

 

2. ¿Qué es aportar valor? Sé útil

Esta frase las has oído mil veces (y las que te quedan), pero es que es muy real. Para que tu marca destaque tienes que aportar muchísimo valor a tu audiencia.

 Y eso no es otra cosa que ser útil.

Tu público debe percibir que cuando tiene un problema relacionado con tu temática, tú eres una solución.

Tu meta siempre tiene que ser ayudar a tu audiencia.

 

3. ¿Hacia dónde te diriges? Objetivos

Según en qué momento estés, tu marca personal te tiene que ayudar a alcanzar los objetivos de tu negocio.

  • ¿Estás empezando? Entonces, vuelca todos tus puntos fuertes en crear una comunidad.
  • ¿Quieres captar suscriptores? Echa el resto en lo que mejor se te dé: escribir posts, dar webinars, crear plantillas o recursos especiales.
  • ¿Buscas reforzar tu autoridad? Da ponencias en eventos o refuerza tu networking al establecer alguna colaboración con un influencer.

La idea es que seas consciente de cuáles son los puntos fuertes de tu forma de ser y orientes toda tu estrategia en ese sentido.

 

4. Da la cara: diseño

Este punto es difícil porque todos aspiramos a tener una página web increíble y que impresione. No te plantees metas imposibles y vete poco a poco.

  • Logo: no te compliques. Si no puedes permitirte pagar a un diseñador, empieza creando uno tú mismo. Prueba a usar herramientas como Logaster, Logoease u Online Logomaker.
  • Fotos: no hay justificación para que no pongas una foto. Si puede ser de estudio, estupendo; sino sácate una tú mismo. Si no pones una imagen de ti parecerá que te quieres esconder.
  • Diseño: lo ideal es que empieces con una plantilla premium, pero si el presupuesto no llega, empieza con una gratuita. Eso sí, comienza siempre con WordPress.org y con un domino propio.
  • Dominio: si eres freelance y tu intención es posicionarte como referente en tu mercado, la mejor opción siempre es que pongas tu nombre y tus apellidos. Si tienes dudas, echa un ojo a este post.

El diseño es una parte importante, pero no te obsesiones. No pospongas el salir al mercado porque no estés contento con tu diseño.

Irás mejorando sobre la marcha.

 

5. Sé útil a tu audiencia: estrategia de contenidos

Este es uno de los puntos más importantes, porque con tus contenidos tienes que demostrar que eres útil, que aportas valor.

¿Qué tipos de contenidos tienes que crear?

Lo que tu audiencia necesite. Ni más ni menos. La gracia está en saber qué es lo quiere. Para eso tienes varias opciones.

 

A. Buzzsumo

Tiene una versión gratuita. Esta herramienta te mostrará cuáles son los contenidos más compartidos en redes. Puedes buscar por temática (SEO, marketing digital, emprendimiento…) como por dominio (para examinar a la competencia).

En esta imagen estás viendo lo que nos devuelve tras buscar “marketing de contenidos”.

 

 

marketing de contenidos ejemplos

Fíjate que en la barra de la izquierda puedes escoger el período de tiempo sobre el que quieres realizar la búsqueda.

 

B. Posts más comentados

De la misma manera que en Buzzsumo puedes buscar también por los contenidos más compartidos, también es bueno que examines cuáles son los contenidos de tu competencia más comentados.

C. Pregunta a tu propia audiencia

Crea una encuesta con Google Form y añade una posdata de vez en cuando preguntando sobre los temas que más les interesan.

Si tienes un autoresponder creado, también es bueno que incorpores la encuesta a uno de los primeros emails.

 

6. Networking

Trabajar tu marca personal implica relacionarte con el resto de profesionales de tu sector. Por ahora, es bueno que te centres en estos 3 puntos.

  • Eventos: ya sabemos que cuesta, pero por lo menos, acude a uno al año.
  • Redes Sociales: comparte los contenidos que veas más interesantes. Esta siempre es una gran forma de romper el hielo cuando quieres conocer a alguien.
  • Guest posting: aparecer en el blog de otra persona es una gran forma de darte a conocer. Y si además es en el de un influencer, tu marca saldrá reforzada.

En este punto, no solo pienses en tu marca. Conocer a otras personas del sector siempre es divertido y una opción para aprender.

 

7. Sobre mí

Esta página es una de las secciones obligatorias con las que tu web debe de nacer. Piensa que siempre suele estar entra las 4 páginas más vistas de cualquier blog.

¿Cómo redactar tu “Sobre mí”?

Aquí hay que tener cuidado porque se suele confundir el objetivo de esta página. No se trata de que contemos nuestra historia sin más.

En el “Sobre mí” tenemos que explicar cómo podemos ayudar a los demás y por qué. También podemos contar detalles de nuestros gustos o alguna anécdota para empatizar con nuestra audiencia.

Si quieres saber más sobre cómo escribir bien esta página, echa un vistazo a este post de Javi Pastor.

 

10. Cuida los detalles

Tu marca persona está en todo lo que haces, hasta en los detalles más pequeños. Pues justo es en estas cuestiones más pequeñas donde a veces puedes marcar la diferencia.

  • Tarjetas de visita: aunque solo las des en los eventos no las descuides. Para muchas personas será la 1ª imagen que se lleven de ti.
  • Tu sonrisa: ¿te ha sorprendido? Seguro que te gusta cuando alguien te recibe con una sonrisa y es amable contigo. Fíjate que cosa más sencilla y barata.
  • La firma de tus emails: deja alguna frase o algo que te represente. Las firmas trabajadas siempre causan buena impresión.
  • Los comentarios de tu blog: no te dediques a contestar dando solo las gracias. Recuerda, tu objetivo es ayudar a tu audiencia. Además, los comentarios es uno de los lugares donde más comunidad se genera.

Ahora te hemos comentado estos 4, pero hay muchos más. Cuida estos pequeños detalles, aunque te parezca que pueden pasar desapercibidos, generan una gran impresión.

 

¿Preparado para empezar a cuidar tu personal branding?

Seguro que ahora estás desbordado pensando en todo lo que tienes que hacer para trabajar tu marca. Tranquilidad.

De todo lo que te hemos explicado, lo más importante es que aportes mucho valor a tu audiencia. Lo demás llegará poco a poco.

¿Echas de menos algo en el post? ¿Tienes alguna estrategia oculta para posicionarte como experto?

Cuenta, cuenta. 😉

[Total: 4 Promedio: 4.5]

Autor:

Editora de los contenidos de Raiola Networks. Se encarga de traer a este blog todos los temas que te puedan ayudar a poner en marcha tu negocio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies