Guía sobre networking: cómo usarlo para potenciar tu marca personal y conseguir oportunidades de negocio

Por | 2017-06-29T17:40:54+00:00 29/06/2017|SEO y Marketing|6 Comentarios

Según Lou Adler, autor de la “Guía básica para contratar y ser contratado”, el 92% de los responsables de recursos humanos aseguraron que los mejores trabajadores que habían contratado eran los que previamente les habían sido recomendados.

Un 92%.

La realidad es que aunque vivamos en la era de Internet y de las nuevas tecnologías, hay algo que nunca ha dejado de ser importante: el boca a boca. 

Tanto si estás montando un blog como una tienda online, el establecer contacto con otras personas de tu sector es siempre una oportunidad.

¿Piensas que esto del networking y establecer redes de contacto está sobrevalorado? ¿Crees que su único beneficio es engordar tu colección de tarjetas?

En este artículo no solo te vamos a explicar qué es el networking y por qué es un error tener esa mentalidad, sino que además te vamos a enseñar a hacerlo. Hoy te damos una pequeña guía para que puedas ir a un evento con completa seguridad y ganes un montón de contactos influyentes.

Venga, que empieza la fiesta. 😉

 

 

 

¿Qué es el networking?

Si traducimos la palabra networking de forma literal, ya tenemos alguna pista de por dónde van los tiros. La traducción sería algo así: “trabajando en redes”.

Si ya nos vamos a la definición de networking, vemos que es…

“La capacidad para establecer una red de contactos con profesionales de tu sector con el objetivo de lograr un beneficio mutuo”.

Pero esto, ¿realmente que significa?

El networking no es otra cosa que relacionarse con personas interesantes de tu sector. De hecho, es una práctica de toda la vida. Tener contactos es algo que siempre se ha valorado mucho porque no deja de ser un síntoma de que la persona tiene recursos.

Pero lo que queremos resaltar ahora sobre el significado de networking es la parte final: “lograr un beneficio mutuo”.

Aquí no estamos hablando de enchufismo, pedir favores o querer aprovecharte de la posición de los demás. A eso se lo podría catalogar de “antinetworking”.

Pero vayamos un poco más allá.

 

¿Por qué deberías esforzarte en hacer un networking “profesional”?

En la introducción te indicábamos que algunas personas piensan que el networking no vale para nada o que solo es una pérdida de tiempo. Pero nada más lejos de la realidad.

Por eso, queremos mostrarte todas las ventajas que tiene el establecer una red de contactos potente.

  • Nuevas oportunidades de empleo: quizás la más evidente. Cuanta más gente te conozca y sepa cuáles son tus habilidades, más opciones tendrás que de que surja alguna oportunidad.
  • Marca personal: conectar con otros siempre es interesante porque te potencia como profesional, pero también es la oportunidad de que puedas mostrar al mundo todo lo que sabes hacer.
  • Tu visibilidad aumenta: después de un evento u otra estrategia de networking online, tu blog recibe un plus de visitas y suscriptores.
  • Posible colaboraciones: “yo te ayudo y tú me ayudas”. ¿Cuántos proyectos no habrán salido de personas que se conocen en una quedada y se dan cuenta de que son los aliados perfectos?
  • Detectarás ideas de negocio: estás rodeándote de personas que están hablando de todo lo que sucede en tu sector. Descubrirás ideas nuevas, estrategias, herramientas…
  • Resolver preguntas: acabas de empezar y tienes dudas acerca de cómo puedes enfocar tu idea. ¿Qué mejor que preguntar a personas que ya están consolidadas y que tienen un montón de experiencia?
  • Tú asciendes, tu red asciende: según este estudio realizado por la Pepperdine University’s Graziadio School, cuando una persona asciende o crece, ayuda al resto de su red de contactos.
  • Sentimiento de reciprocidad: cuando ayudas a otro surge un sentimiento de reciprocidad, en cuanto la otra persona pueda echarte un cable, lo hará encantada.

Como ves, los beneficios son muchos.

Sin embargo, como mencionamos en la introducción, hay mucha gente que es reacia a relacionarse con gente de su sector o que piensa que no sirve para nada.

¿Por qué?

Lo más probable es que sea por dos motivos:

  1. No han planteado su estrategia de forma correcta y los resultados no han sido los esperados.
  2. La timidez o la vergüenza juegan a veces malas pasadas.

Por eso, en este artículo queremos darte una serie de consejos de “networking profesional” que te ayuden a gestionar mejor esta estrategia y a controlar los nervios que suelen surgir en los eventos.

No te preocupes que tenemos técnicas a prueba de los más tímidos. 😉

 

Tipos de social networking existen

Cuando pensamos en establecer contactos con otros profesionales nos solemos imaginar en un evento, una feria o un desayuno. Vamos, en una situación 100% offline.

Sin embargo, gracias a Internet, las posibilidades se han disparado. Te enseñamos los distintos tipos de networking que existen.

Networking online

  • Redes sociales: compartir y comentar el contenido de otros siempre es una oportunidad para establecer relaciones, o por lo menos, de romper el hielo y tener un primer contacto.
  • Guest post: escribes un artículo en el blog de otra persona. Tú consigues visibilidad (entre otros beneficios) y el blogger un contenido de calidad gratuito. No te pierdas este artículo sobre cómo realizar un artículo de invitado de Rubén Alonso (no tiene desperdicio).
  • Entrevistas: otra forma de ampliar tu red de contactos es proponer a la persona hacerle una entrevista. De este primer contacto suele salir una relación más estrecha que te abre más opciones de colaborar con él.
  • Posts colaborativos: también se les suele denominar post round-up. Consiste en que a un grupo de profesionales les pides su opinión acerca de un determinado tema y tu plasmas todos esos testimonios en un artículo.
  • Webinars conjuntos: vas a dar un webinar sobre un tema del que sabes que otra persona es una máquina. ¿Por qué no hacerlo juntos?

Networking offline

  • Eventos del sector.
  • Desayunos.
  • Espacios de coworking.
  • Ferias de empleo.
  • Quedadas.
  • Etc.

Y ahora que ya sabes todas las opciones que tienes, vamos a saltar ya a la estrategia.

 

Cómo establecer tu estrategia de networking marketing en un evento 

¿Hay que tener una estrategia para conocer gente? Para conocer como tal, posiblemente no, pero para hacer networking sí.

No olvides que no solo se trata de hacer relaciones, sino de establecer contactos que esperamos que en algún momento nos supongan un beneficio.

Como se suele decir, estamos sembrando dentro de nuestro sector con la idea de que el día de mañana podamos recoger los frutos.

Por lo tanto, hay que definir una estrategia.

 

1. Da antes de recibir: filosofía givers get

Si te acuerdas, antes mencionamos este punto. Con el networking buscamos establecer una relación win-win, un pacto de beneficio mutuo.

Esto es muy importante porque suele ser uno de los errores habituales.

Seguro que si has ido a algún evento te has visto en una situación parecida: estás dentro de un grupo de personas (esto se da sobre todo si hay algún influencer) y hay alguien que solo habla de lo que ha hecho o conseguido.

Solo habla de él y más de él.

Eso aburre y hará que el resto de personas huyan de ti en cuanto puedan.

Cambia el chip.

Para entablar conversación, primero muestra interés por lo que hacen los demás. Pregúntales sobre su trabajo y cómo lo llevan. Y si tú puedes ayudarle en algo, ofrécete…

Solo tienes que decir: “Pues mira, en eso yo te puedo ayudar…”.

Ya verás como la conversación fluye de otra manera.

 

2. Establece objetivos: determina quién es quién

Lo primero es hacer una pequeña investigación para averiguar quiénes van a estar en el evento al que vas a acudir.

No solo se trata de que localices a los ponentes, sino a los asistentes. No pienses que solo los ponentes pueden aportarte algo, habrá muchos compañeros de profesión con los que seguro te interesa hablar.

Una forma sencilla de saber quién va a asistir a un evento es utilizar Twitter. Cuando falten pocos días, entra en el hashtag del evento (por ejemplo, el de Raiola es #rmcgalicia) y revisa quién está tuiteando.

 

networking profesional

 

Como ves, muchas personas ya preguntan directamente quién más va y así quedan con gente antes. La cuestión es que hagas un listado de todas las personas que asisten y veas con quién te puede interesar más hablar.

Por ejemplo, si en estos momentos tu objetivo es conseguir visibilidad, te puede interesar escribir algún guest post en el blog de alguna persona: ¿qué mejor momento para pedírselo que cuando estás frente a frente?

Revisa tu lista y verifica si hay algún blogger que concuerde con lo que estás buscando.

 

3. Prepárate para hablar: ten lista tu entrada

Esto es lo que nos canguelo a todos. Llega el momento del coffee break, todo el mundo se levanta y se hacen grupos. Y tú, que has ido solo, no sabes a quién acercarte.

Para este primer contacto, no te lo pienses mucho: vete a por el grupo más grande que veas.

Aunque no te lo creas, habrá muchas más personas en una situación parecida a la tuya. En los bordes de los grupos más grandes verás que hay más gente sola que no está hablando con nadie.

Acércate y preséntate. Con un: “¡Hola! Yo me llamo (nombre). ¿Y tú?”. 

En el 99% de los casos la respuesta irá acompañada de una franca sonrisa de alivio ya que la persona también querrá poder entablar conversación.

Luego, mantén la línea de lo que decíamos antes, interésate primero por conocer la historia de la persona. Por ejemplo:

  • “¿Y a qué te dedicas?” (ponla en contexto, según de lo que sea tu evento).
  • ¿De qué es tu blog? (pregunta especial para el Raiola Marketing Conference). 😉

Otra forma sencilla de empezar es hablar del propio evento.

  • “¿Qué te han parecido las charlas hasta ahora?”.
  • “A mí me ha gustado mucho la ponencia de (nombre), ¿y a ti?”.
  • “¿Y cómo es que te decidiste a venir al evento”? (desde aquí podrás enlazar fácil con una conversación más profesional).

No pienses que eres la única persona tímida que hay en la sala. ¡La amplia mayoría somos tímidos!

Solo atrévete a hablar y todo lo demás irá rodado.

 

4. Alcanzando un objetivo: pon a punto tu pitch y tu propuesta

Muy bien. Ya has perdido los nervios hablando con otras personas. Ahora es el momento ideal para que vayas a por el primer objetivo de tu lista.

No obstante, no seas invasivo. Si la persona está en grupo es más sencillo que te unas a la conversación que si solo está hablando con otra persona. Cuando veas que la conversación va decayendo (siempre lo hace antes o después), dile a la persona que deseas hablar con ella un minuto.

En este momento, tienes que tener en cuenta 2 puntos:

  1. No monopolices: todo el mundo quiere hablar con muchas personas, sé breve.
  2. Algo puede surgir: sobre todo si estás intentando hablar con un ponente o un influencer. Es posible que ya haya quedado en hablar con más personas o solo que se tenga que ir. No desistas, inténtalo luego.

Si empezáis una conversación, no vayas a bocajarro con tu propuesta. Introduce el tema diciéndole por qué le sigues precisamente a él (te gusta su trabajo) o coméntale algo de su blog (así verá que sí le conoces).

Después de ese primer paso previo, hazle tu propuesta.

Para seguir con el ejemplo de antes, imagina que quieres escribir un artículo de invitado en su blog.

La conversación podría ser de la siguiente manera:

 

“Oye, (nombre), quería hacerte una propuesta. Quería ver que te parecería que escribiese un guest post sobre (tema) en tu blog. 

He visto que de este tema no has hablado y que puede gustar muchísimo a tus lectores”.

 

Hasta aquí, vas bien. Le has dicho de forma breve lo que quieres y le has presentado en qué se puede beneficiar él:

  • Un tema novedoso.
  • Un tema que va a gustar a su público.

Veamos cómo puedes rematar la propuesta.

 

“Además, en un artículo vi que mencionaron este tema en los comentarios. Y también se presta mucho a que enlace con este y este otro post”.

 

Con esto, lo que estás consiguiendo es ganarte su admiración y reforzar el beneficio de tu propuesta. No solo estás demostrando que has hecho los deberes (has mirado a qué artículos puedes enlazar), sino que te preocupas por sus lectores.

La idea central de este punto (da igual cuál sea la propuesta que hagas) es que siempre muestres primero en qué se va a beneficiar él.

Recuerda: para esto también investigamos antes qué personas van. Cuando te hayas fijado como objetivo hablar con una persona, revisa su blog para hacerle la mejor propuesta posible.

 

5. No te quedes en un solo día: mantén tu red de contactos

El evento ha sido todo un éxito, has hablado con un montón de personas interesantes y tienes entre manos un par de colaboraciones.

Good work.

Pero todavía te queda un poco más.

El día después toca afianzar los contactos de todas esas personas con las que has hablado. Es el momento de…

  • Subir todas esas fotos que te has hecho a las redes sociales.
  • Mandar mensajes de que fue un placer conocerle.
  • Escribir emails.
  • Concertar citas.

No cometas el error de dejar esto para dentro de una semana. Ahora el momento está caliente y la persona te visualiza perfectamente en su mente, no lo desaproveches.

 

¿Listo para el Raiola Marketing Network?

¡Que no se diga que no tienes ocasiones para practicar todo lo que te hemos enseñado hoy!

>> El próximo 8 de julio se celebra en Santiago de Compostela el Raiola Marketing Network <<

Al evento acudirán cracks de la talla de Miguel Florido, José Facchin, Claudio Inacio, Luis M. Villanueva o Miguel Ángel Trabado, entre muchos otros.

Habrá mucho marketing y mucho networking; pero sobre todo… ¡muy buen rollo!

Saca ya tu entrada y vente a pasar un día de lujo con nosotros.

[Total: 4 Promedio: 4.3]

About the autor:

Editora de los contenidos de Raiola Networks. Se encarga de traer a este blog todos los temas que te puedan ayudar a poner en marcha tu negocio.