¿Qué es un servidor VPS?

Creo que me va a costar bastante explicar detalladamente lo que es un servidor VPS, a pesar de que soy usuario de servidores VPS desde el año 2008, pero lo voy a intentar 😉

Si eres informático o alguna vez has utilizado una máquina virtual en tu ordenador Windows, tendrás ventaja para entender lo que es un VPS, ya que es exactamente eso: una máquina virtual.

Vamos a intentar definir un VPS con varias afirmaciones:

Un servidor VPS es como un servidor dedicado, pero virtual, porque un servidor dedicado puede «partirse» en varios servidores virtuales. Cada servidor virtual tiene asignados unos recursos de CPU y RAM del servidor dedicado sobre el que funciona.

En la «escala» del alojamiento web, podemos decir que un servidor VPS es el siguiente paso después de un hosting compartido al alojar un sitio web. También es el paso anterior a un servidor dedicado.

Aunque en algunos sitios a los servidores VPS les llaman hosting VPS, el «hosting VPS» es un concepto que no existe: VPS son las siglas de servidor virtual privado. Un servidor virtual privado comparte recursos (CPU, RAM, disco, etc.), pero tiene su propio sistema operativo y servicios ejecutándose.

Todas estas afirmaciones anteriores son distintas formas o claves para definir los servidores VPS comentando algunas de sus características. Como me resultaba bastante difícil establecer una definición, he decidido hacerlo con tres definiciones individuales.

vps server

Como hemos comentado un poco más arriba, a diferencia de un hosting un servidor VPS tiene su propio sistema operativo (puede tener su propio kernel o no) y, sobre ese sistema operativo, cada servidor privado virtual tiene sus propios servicios y configuraciones.

¿Qué quiere decir esto? Que, al igual que en un dedicado, debemos administrar nuestro servidor VPS para instalar y configurar las aplicaciones necesarias para ofrecer servicio de hosting y poder servir nuestro sitio web en Internet.

Por lo tanto, desde el punto de vista del alojamiento web, debemos tener en cuenta que siempre va a requerir conocimientos más avanzados, un VPS que un hosting.

Por eso, en Raiola Networks tenemos los servidores VPS optimizados con VestaCP como panel de control. Te damos el VPS llave en mano para que no tengas que instalarlo y configurarlo tú 😉

No me voy a liar más. Vamos a hablar algo de los servidores virtuales para dar servicio de alojamiento web.

Suscríbete a nuestra newsletter
¡Suscríbete a nuestra newsletter!

No te enviaremos spam, ¡te lo prometemos!. A nuestros suscriptores les enviamos nuestros contenidos sobre WordPress, hosting, marketing digital y programación.

 

Tipos de servidores VPS

Dependiendo de las características del servicio podemos hablar de diferentes tipos de servidor privado virtual.

Realmente el servicio no cambia mucho, pero sí que puede variar algo el rendimiento dependiendo del tipo de virtualización o de discos duros que use el servidor dedicado sobre el que funciona el servidor virtual.

En los servidores VPS afecta mucho el hardware que tiene el servidor físico sobre el que funcionan las máquinas virtuales. Te pongo un par de ejemplos:

  • No es lo mismo que cada núcleo de la CPU funcione a 2 Ghz que a 4 Ghz. Normalmente, los proveedores que no tienen en cuenta al cliente usan procesadores con más núcleos, pero menor frecuencia, para poder alojar más clientes en el mismo servidor.
  • No es lo mismo usar discos SSD que discos HDD. Además, no es lo mismo un RAID 1 que un RAID 10. Al proveedor le sale más barato utilizar un RAID 1, pero mejor rendimiento y fiabilidad ofrece un RAID 10.
  • Evidentemente, no es lo mismo usar RAM DDR3 que DDR4, siendo la segunda mucho más rápida. (Creedme, aún quedan por ahí proveedores utilizando servidores con DDR3).

A continuación, vamos a hablar de algunas características que pueden definir distintos tipos de VPS más allá del hardware.

 

Virtualización OpenVZ vs KVM vs LXC

Podemos definir la virtualización como la creación de entornos simulados o virtuales sobre un entorno físico.

La virtualización de un servidor virtual privado es muy similar a las máquinas virtuales que podemos crear en nuestro ordenador con VMware, VirtualBox o con el antiguo Virtual PC (obsoleto).

En VPS utilizados para hosting lo más común es usar OpenVZ, KVM o LXC. Cada tecnología de virtualización tiene sus ventajas e inconvenientes frente a sus competidoras.

  • OpenVZ: Esta tecnología de virtualización ha avanzado mucho en los últimos años y tiene características muy interesantes, como la «transferencia en caliente». Quizás su característica más distintiva es que todos los VPS alojados en la misma máquina física utilizan el mismo kernel Linux y no es necesario emular hardware.
  • LXC: Se trata de una tecnología de virtualización a nivel de sistema operativo (Linux), es decir, con LXC las máquinas virtuales también comparten kernel Linux como en OpenVZ y, por lo tanto, tampoco es necesario emular hardware.
  • KVM: A diferencia de OpenVZ, KVM es una tecnología de virtualización completa, con kernel incluido. Al ser una virtualización completa, los VPS virtualizados con KVM suelen ofrecer un mayor rendimiento, pero son más caros al poder meter menos máquinas virtuales en el servidor físico, aunque sobren los recursos.

En cualquier caso, actualmente, la calidad del servicio va a depender más del proveedor y de la elección del hardware de la máquina física que del tipo de virtualización.

Algo que debemos de tener en cuenta es que, de las tres tecnologías de virtualización comentadas, solo KVM nos permitirá tener un servidor virtual con Windows. Con OpenVZ y con LXC únicamente podremos instalar Linux en los servidores virtuales.

KVM está basado en QEMU y es la tecnología de virtualización más similar que existe a las máquinas virtuales que podemos crear en nuestro ordenador.

La principal razón por la que los VPS KVM son más caros que los VPS OpenVZ y LXC es porque al arrancar un servidor virtual KVM automáticamente se reservan los recursos (CPU, RAM, disco) en el servidor físico, mientras que en OpenVZ y LXC existe más margen para asignar recursos, ya que las máquinas virtuales solo utilizan los recursos cuando los necesitan de verdad.

Para ciertas tareas especiales que no tienen nada que ver con el alojamiento web, puedes necesitar sí o sí un servidor virtual KVM. Sin embargo, para hosting web, un servidor OpenVZ o LXC te saldrá mucho más barato y será suficiente. No necesitas una virtualización completa.

 

Servidor VPS administrado vs no administrado

Como hemos comentado un poco más arriba, los servidores virtuales requieren que el usuario que los administre tenga conocimientos técnicos. En caso contrario, posiblemente tenga que contratar a un sysadmin en más de una ocasión.

Aunque un sysadmin te entregue un servidor VPS «llave en mano», como nuestros VPS optimizados, puede que en algún momento pase algo y necesites echar mano de él.

que es un vps

Esto es muy similar a cuando te compras un coche: tú sabes conducirlo, pero si en un momento inesperado se rompe algo, tienes que llevarlo al taller o puedes arreglarlo tú si tienes conocimientos.

En Raiola Networks, como la mayoría de proveedores de hosting profesionales, ofrecemos las dos modalidades:

  • Servidores VPS no administrados: Son servidores VPS sin ningún tipo de ayuda. Tú mismo tienes que instalar los servicios o el panel de control y elegir los componentes que pondrán tu sitio web en Internet. Evidentemente, también tendrás que hacerle el mantenimiento periódico a tu servidor y estar atento a las actualizaciones y posibles problemas que aparezcan.
  • Servidores VPS administrados: El proveedor te entrega el servidor con el panel de control que quieras y los servicios web configurados como necesites. Además, el propio proveedor o sysadmin se encargará del mantenimiento continuo del servidor, incluyendo actualizaciones. Usarás tu servidor como un hosting, pero con más potencia y mucha más flexibilidad.

En Raiola Networks, además de estos dos tipos de servidores según la administración, ofrecemos los VPS optimizados.

Estos servidores VPS se entregan con un panel de control (VestaCP) y un stack de servicios optimizado para que tu sitio web vuele. El servidor se entrega instalado y configurado, como he dicho antes, «llave en mano», pero el mantenimiento continuo no está incluido al ser un servidor no administrado.

 

Servidores VPS vs hosting elástico

En Raiola Networks tenemos una alternativa para aquellos clientes a los que una administración por parte de un sysadmin se les va de precio, pero al mismo tiempo necesitan potencia y cierta flexibilidad (aunque no tanta como un servidor VPS).

El hosting elástico es un producto con recursos totalmente configurables, pero basado en nuestro stack de hosting compartido:

  • Panel de control cPanel.
  • CloudLinux y CageFS para aislar cuentas y garantizar recursos.
  • LiteSpeed Web Server como servidor web.

Al ser una cuenta de hosting con recursos configurables y abundantes, no requiere ningún tipo de administración y es tan fácil de utilizar como cualquier plan de hosting compartido normal.

que es un vps

Para que lo veas a nivel «práctico», esta es la diferencia de precios para más o menos el mismo nivel de producto:

  • VPS administrado con 4GB de RAM y 4 núcleos de CPU: 69,95€
  • Hosting elástico con 4GB de RAM y 4 núcleos de CPU: 62,40€

La diferencia no es mucha, ¿verdad? Pues súmale que el hosting elástico incluye la licencia de cPanel y LiteSpeed, de modo que la diferencia económica es algo mayor.

Por otra parte, en el hosting elástico se aprovechan mejor los recursos pero, como desventaja, podemos parametrizar y configurar muchas menos opciones al no ser una máquina virtual independiente (aunque CloudLinux y CageFS hacen bien su trabajo).

En el pasado ya hablamos de la importancia de estos recursos en hosting compartido o alojamiento web, y son igual de importantes en un servidor virtual.

Repito una cosa que comenté antes: a esto podríamos llamarle Hosting VPS o VPS Hosting, pero es que ese concepto no existe realmente. Un hosting es un hosting y un VPS es un VPS.

 

Ventajas y desventajas de un VPS

Entramos en la parte final de este artículo hablando de forma muy resumida de las ventajas y desventajas de este tipo de servidores virtuales, haciendo referencia a algunas de las características que hemos mencionado anteriormente.

Empezamos con las ventajas de un servidor VPS frente a cualquier otro servicio de alojamiento web:

  • Los servidores VPS son igual de personalizables que un servidor dedicado, pero a un precio más reducido. Lo único que cambia es la potencia y los recursos disponibles aunque, dependiendo de la tecnología de virtualización, puede haber algo de penalización en algunas cosas (como, por ejemplo, I/O de disco).
  • Los servidores VPS son mucho más potentes que la mayoría de los hosting compartidos, así como muchísimo más personalizables y configurables.
  • Podemos elegir qué panel de control y servicios instalamos para servir nuestra página web, así como el sistema operativo (en el caso de KVM, hasta podemos instalar Windows si queremos).
  • Los servidores VPS suelen ser más escalables que un hosting compartido o un hosting elástico.

Y ahora vamos con algunas desventajas de este tipo de producto:

  • Un «hosting VPS» siempre va a requerir más conocimientos técnicos que un hosting compartido o un hosting elástico. Si lo que quieres es olvidarte de todo, tienes que contratar un sysadmin para que administre tu servidor VPS.
  • Salvo que el servidor VPS sea administrado, la seguridad del servidor y tus webs alojadas en él corre de tu cuenta, es decir, tú serás el único responsable de securizar el servidor y evitar que una infección en una web llegue a todo el servidor.

Como puedes observar, los servidores virtuales solo tienen dos desventajas, frente a unas cuantas ventajas.

Realmente, el único problema que tiene un servidor virtual es que tenemos que administrarlo como cualquier otro sistema Linux. No se vende «paquetizado», como ocurre con los planes de hosting y, por lo tanto, para bien y para mal, el producto es muy configurable y se puede adaptar a nuestros proyectos.

 

¿Quién debe usar un servidor VPS?

Pues esto depende mucho del punto de vista, así que yo simplemente puedo darte el mío.

Existe un momento en la vida de cualquier web que crece en el que el consumo de recursos supera los recursos disponibles en el plan de hosting compartido.

Hasta hace unos años, los hosting elásticos no existían y, cuando una web crecía tanto o se volvía tan compleja que no podía funcionar en un hosting normal, teníamos que moverla a un servidor VPS sí o sí. No obstante, actualmente hay otra opción (el hosting elástico).

Entonces, basándonos en esto, ¿qué página web debe usar un servidor virtual actualmente?

Pues, en mi experiencia de más de 12 años trabajando con WordPress y con algún CMS más, deberías migrar a un servidor VPS cualquier web que cumpla una o varias de las siguientes afirmaciones:

  • Que tenga un consumo de recursos por proceso de PHP alto, es decir, webs complejas o muy dinámicas y que no se puedan cachear.
  • Que tenga necesidades especiales como, por ejemplo, una extensión de PHP, una configuración concreta o un servicio específico, como usar Memcached como cache de objetos.
  • Que ejecute procesos de importación o exportación que tarden varios minutos en completarse.
  • Que ejecute consultas u operaciones complejas en la base de datos MySQL o MariaDB.

 

VPS vs Cloud

Estos dos conceptos se suelen confundir bastante, ya que existen pocos servicios cloud reales.

La diferencia entre un entorno cloud real, como Amazon AWS o Google Cloud, y un servidor VPS es abismal. Sin embargo, la diferencia entre un servidor VPS y un entorno cloud falso es poca.

Podemos decir que Amazon EC2 son simplemente servidores VPS integrados en el stack de Amazon AWS, pero el resto de servicios (autoescalado, microservicios, etc.) son los que convierten a los servidores virtuales de Amazon EC2 en cloud real.

La mayoría de proveedores cloud ofrece un servicio cloud falso, porque no están basados en microservicios o PAAS, sino que ofrecen máquinas virtuales para cubrir las necesidades de esos microservicios, algo que rompe por completo la filosofía del cloud real.

En Raiola Networks no ofrecemos servicio cloud, pero nuestro servicio de sysadmin ofrece administración de infraestructuras complejas en Amazon AWS.

Mi nombre es Alvaro Fontela, soy consultor Wordpress y blogger activo desde hace años. Co-Fundador de Raiola Networks, escribiendo sobre Wordpress en este blog día tras día.

Articulos relacionados

Si te ha gustado este post, aquí tienes otros que pueden interesarte. ¡No pares de aprender!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Compartir en Pinterest

Tenemos 0 comentarios en

"¿Qué es un servidor VPS?"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los precios mostrados no incluyen IVA