[Checklist salvavidas] Los 9 elementos que debes revisar en tu post antes de dar al botón de publicar para que sea todo un éxito

Autor: | 2018-04-27T11:36:51+00:00 Fecha: 31/07/2017|Categorías: SEO y Marketing|Comentarios: 2 comentarios

Todos tenemos la ilusión de que antes o después llegue ese post que cambie el rumbo de nuestro blog para siempre. Ese artículo que haga una montaña tan alta como el Everest en Analytics y que haga que nuestra lista de correo se revolucione.

Pero… ¿estás seguro de que antes de publicar has dejado tu post completamente listo? ¿Crees que no se le puede sacar más partido a ese tema?

En este post te traemos un checklist con los 9 elementos que debes revisar antes de lanzar tu artículo para asegurarte que sea todo un éxito y te haga ganar el máximo volumen de visitas.

Prepárate que hoy sometemos a examen a tus artículos. ¿Aprobarás?

 

 

1. Objetivo

Antes de revisar una sola letra lo primero que debes pensar es si este post es coherente con tu estrategia de contenidos. Escribir por escribir no vale de nada. O lo que es peor, solo hace que estés desperdiciando un montón precioso de tiempo y esfuerzo.

Cada contenido que crees debe tener un objetivo que esté alineado con la estrategia general de tu negocio online.

Por ejemplo, si acabas de arrancar lo normal es que tu meta en estos momentos sea ganar visibilidad. Si este fuese el caso, antes de darle al botón de publicar deberías preguntarte:

Si después de hacerte estas preguntas te das cuenta de que ese post no es el ideal para ganar visibilidad, no pasa nada. Examina si te puede servir para reforzar tu marca personal, generar confianza o promocionar un producto o servicio que tengas. Con ese reenfoque ya lo vuelves a planificar dentro de una fecha que tenga un sentido estratégico.

Sí, te va a tocar escribir un nuevo contenido, pero ahora sabes que con ese nuevo post (y el anterior) conseguirás resultados.

 

¿Te has quedado con alguna duda o quieres profundizar en esto? Lee estos posts

 

2. Buyer persona

Todos sabemos la importancia que tiene el crear tu buyer persona… pero la realidad es que nadie lo hace. O pensamos que no nos hace falta, nos da pereza o directamente creemos que eso no vale para nada.

Bien, pues la realidad es que es indispensable que crees este perfil de tu cliente ideal. Y no, no vale la disculpa de “yo lo tengo en la cabeza” (que nos conocemos). 😉

¿Por qué?

Porque tus contenidos serán muy generalistas e imprecisos. O lo que es lo mismo, no atraerás visitas cualificadas que luego se puedan convertir en clientes.

Lo siento mucho, si todavía no tienes creado tu buyer persona deja de revisar ese post, guarda los cambios que hayas introducido y mételo en la carpeta correspondiente. Como se suele decir, “no empieces la casa por el tejado”. No escribas más post sin tener claro a quién te diriges (de verdad, tu estrategia de contenidos no funcionará si no haces antes esto).

¿Tú sí tienes a tu buyer persona?

Estupendo. Relee ahora tu post pensando en (nombre de tu cliente ideal) y hazte las siguientes preguntas:

  • “¿Este post de verdad le interesa?”.
  • “¿Le va a ayudar en sus problemas reales de todos los días?”.
  • “¿Cómo puedo completar la información para ayudarle todavía más?”.

Si a las dos primeras preguntas has contestado “no”, la verdad es que post no te sirve. Si es que sí, vamos a por la 3ª. Piensa en si puedes aportar más…

  • Recursos.
  • Herramientas.
  • Información complementaria.
  • Hacer un vídeo para que quede más claro ese punto más complejo.
  • Incorporar más imágenes.
  • Etc.

Un consejo: cuando creaste la plantilla de tu cliente ideal debiste buscarle una foto. Escribe siempre tus contenidos con la foto delante. Te ayudará a no perder el foco de a quién te diriges.

 

¿No sabes cómo plantear tu buyer persona? Entra en este post

 

3. Título

El elemento más importante de un post. Puedes escribir 3.000 palabras llenas de información increíble y práctica, pero como tu título sea una birria… no lo leerá nadie.

¿Por qué es tan importante?

Porque es al que le toca llamar la atención del lector y hacer que haga clic para que entre.

Piensa en tus redes sociales y en cuántos contenidos circulan delante de tus ojos en unos minutos. ¿10? ¿20? ¿30? Y cuánto tiempo tienes para leer… muy poco. Entonces, toca seleccionar. ¿Con qué contenido te quedarás? Con el que el título te llame la atención.

Consejos y cuestiones a tener en cuenta:

  • Palabra clave: si quieres que tu artículo posicione por una keyword, sí o sí, tiene que estar en el título.
  • Beneficio: refleja lo que se va a “llevar” la persona si hace el esfuerzo de leer tu post.
  • Objeciones: sirve para empatizar mejor con el lector y superar el posible miedo de la persona a llevar a cabo lo que propones.
  • Números: tanto si lo enfocas como lista como si usas un número complejo, los números llaman la atención.
  • Punto de dolor: usas preguntas para enfatizar el problema del lector (y como no, que tú le vas a ofrecer la solución).

Veamos ejemplos.

Estrategias para escribir un buen título hay muchas; pero si tuviésemos que quedarnos con una sería la de mostrar el beneficio. No hay mejor aliciente para que una persona haga clic que enseñarle lo que va a ganar con ello.

 

Aquí tienes post con fórmulas y consejos sobre cómo escribir títulos

 

4. Introducción

Si el título es el elemento más importante de un post, la introducción es el segundo. Uno de los copywriter más famosos, Joseph Sugarman, en su libro “Advertising secrets of the written word”, dice:

El objetivo de la primera línea de un texto es que te leas la segunda. Y el de la segunda que te leas la tercera.

La introducción de tu texto tiene justo esta misión: enganchar al lector desde el primer segundo y conseguir que se lea el post entero. Piensa que en Internet la gente no lee, escanea. Por lo que tienes unos dos segundos para conseguir captar su atención y que no se marche.

Algunas estrategias que puedes usar son estas:

  • Storytelling: sí, empieza tu post contando una historia que ejemplifique lo que vas a explicar. ¿Quieres saber cómo contar una historia? Echa un ojo a este post.
  • Beneficio: al igual que con el título, explica todo lo que va a obtener si lee ese post.
  • Datos: usa estadísticas o cifras propias que respalden el potencial de lo que vas a explicar.
  • Apelación al lector: puede ser con una pregunta o escribiendo un diálogo hipotético.

Veamos de nuevo ejemplos:

Según Lou Adler, autor de la “Guía básica para contratar y ser contratado”, el 92% de los responsables de recursos humanos aseguraron que los mejores trabajadores que habían contratado eran los que previamente les habían sido recomendados.

Un 92%.

La realidad es que aunque vivamos en la era de Internet y de las nuevas tecnologías, hay algo que nunca ha dejado de ser importante: el boca a boca. 

Estas fueron las primeras líneas del post que escribimos sobre networking. Aquí aprovechamos esa estadística para incidir en la importancia de relacionarte y hacer contactos en tu sector.

En el post sobre cómo crear imágenes para las redes sociales usamos el storytelling:

Imagínate que estás montando un evento. Llevas durante semanas preparando todo con tu equipo y esa misma tarde es la apertura. Todo está listo salvo rematar algunos flecos.

Cuando de golpe recibes una llamada, el diseñador del equipo se ha puesto malo y te avisa de que las imágenes para compartir en redes sociales no están hechas. Te echas a temblar porque lo tuyo no es precisamente el tema del diseño y el tiempo apremia.

Tienes que crear tropecientas imágenes para las redes sociales en menos que canta un gallo.

¿Cómo hacerlo?

No tengas miedo a usar tu imaginación y a probar cosas nuevas.

 

¿Quieres ver más formas de escribir introducciones? Lee este post de Lifestyle al Cuadrado

 

5. Coherencia de la estructura

Leer por Internet no es lo mismo que leer una revista o un periódico. Cuando entras en un post y empiezas a leer empiezas a hacer scroll. Si el post es muy largo y no lo has estructurado bien, la persona puede perder el hilo de la explicación. Por eso es importante que tu artículo se sustente en un buen esquema que ayude a comprender mejor lo que cuentas.

Te ponemos como ejemplo la estructura del post sobre cómo crear una squeeze page.

 

Intro

H2: ¿Qué es una squeeze page?

H2: ¿Cómo crear esa squeeze page mágica que mejore nuestra conversión?

H3: 1. Lead magnet

H3: 2. Titular

H3: 3. Imagen

H3: 4. Lista de beneficios

H3: 5. CTA (llamada a la acción)

H3: 6. Muletilla antispam

H3: 7. Qué no hay

H2: ¿Qué herramientas hay para crear una Squeeze page?

  • Herramienta 1.
  • Herramienta 2.
  • Herramienta 3.

H2: ¿Cómo usar tu Squeeze Page para generar más leads?

Y aquí de nuevo, utilizaríamos un H3 para marcar todos los pasos.

 

Los H3 ayudan a seguir el hilo de lo se cuenta y da aire el post (no se ve una gran cantidad de texto seguido). Revisa si puedes mejorar la estructura y separar lo que cuentas en distintos apartados o pasos. Como en el caso de las herramientas, usar las enumeraciones y los puntos también ayuda.

 

6. Contenido multimedia: imágenes, presentaciones, infografías,  y vídeos

Incorporar contenido multimedia en tu post hace que resulte mucho más atractivo y entretenido (sin contar, que también te ayuda a mejorar tu porcentaje de rebote).

Cuando revises tu post, verifica si puedes enriquecerlo con todo este tipo de contenido. No solo aportarás más valor, sino que también también potenciará tu marca personal.

 

Aquí tienes más información que te ayudará a crear todo este contenido multimedia

 

7. Palabra clave

Antes de darle a publicar tienes que revisar si has optimizado tu post correctamente por la keyword que quieres posicionar. Recuerda que siempre debe aparecer en estos lugares:

  • Título.
  • Url.
  • En el primer H2.
  • Primer párrafo.
  • Último párrafo.
  • Por el texto.

También es importante que intentes enriquecer el texto semánticamente. Con esto nos referimos a que intentes usar todas esas palabras que son representativas del tema que estás tratando. Por ejemplo, si estás hablando de un coche, lo lógico es que aparezcan palabras como motor, cilindros, caballos, ruedas…

¡Hey! Y tampoco te olvides de rellenar el plugin de SEO que uses (casi todo el mundo usa Yoast).

¿Más sobre cómo escribir para el Sr Google? Aquí tienes

 

8. Enlaces internos y externos

Los enlaces internos y externos enriquecen tu contenido de muchas maneras. Antes de publicar tu post (aunque también es cierto que esto se puede modificar después) revisa estas cuestiones:

  • Enlaces internos: siempre que tengan sentido, enlaza al resto de contenidos de tu blog. Los links internos también dan un extra al SEO y conseguirás mejorar el número de páginas vistas.
  • Enlaces externos: si incorporas un dato o una estadística es bueno que enlaces al post donde has encontrado esa información (da credibilidad a tu artículo). También es bueno que enlaces a recursos, herramientas o todo tipo de información complementaria que creas que puede ayudar al lector. Como ves, nosotros no nos cortamos a la hora de meter enlaces. 😉

Además, si enlazas a otro blogger, puedes escribirle para decírselo, lo más seguro es que decida compartir el post en sus redes sociales. Ahí tienes un extra de visitas.

 

9. Comentarios y compartir

Nunca sobra que des un pequeño empujoncito a tus lectores y les invites a dejarte un mensaje o que compartan el post en redes sociales.

Usa el cierre de tu post (como vamos a hacer nosotros ahora) para pedir al lector su opinión acerca del contenido, te explique su propia experiencia o incluso lo complemente aportando nueva información.

Y ya sabes, cada vez que compartes un post ganas un punto extra de karma digital. 😉

 

¿Se nos ha escapado algún punto en el checklist?

Sí, como te acabamos de decir ahora te toca a ti. Dinos la verdad…

  • ¿Revisas tus posts antes de darle a publicar?
  • ¿Hay algún punto de los que hemos explicado que no conocías?
  • ¿Te parece que hay algún otro elemento que debería aparecer?

Que no se diga que no te invitamos a comentar… 😉

[Total: 4 Promedio: 5]

Autor:

Editora de los contenidos de Raiola Networks. Se encarga de traer a este blog todos los temas que te puedan ayudar a poner en marcha tu negocio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, así como para interactuar en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies